El maíz (Zea mays) es una planta perteneciente a la familia de las gramíneas, catalogada dentro del grupo de los cereales.

Es un forraje de verano que en pocos meses proporciona una elevada cantidad de materia seca, siempre que no le falte agua. El ensilaje es, en la actualidad, la forma mayoritaria de aprovechar el maíz forrajero, debido a su alta ensilabilidad.

El momento óptimo de corte del maíz para su ensilaje, se sitúa entre el 30 y el 35% de contenido en materia seca, tanto desde el punto de vista productivo como de la calidad del forraje.

Desde el punto de vista productivo: Un contenido más elevado en materia seca conlleva una planta cada vez más seca, donde el incremento en el peso de la espiga y grano se contrarresta con la senescencia de las partes vegetativas de la planta, por lo que la producción se estabiliza para luego empezar a disminuir.

Desde el punto de vista de la calidad: Es indudable que con la madurez disminuye la digestibilidad de la MS de la fracción vegetativa y de la propia pared celular, pero esta disminución se ve compensada por el incremento en almidón de la fracción de la espiga y, por lo tanto, merece la pena esperar hasta ese momento.
La aptitud al ensilaje del maíz es buena debido a que no le faltan carbohidratos para ser transformados en ácido láctico, presenta un bajo poder tampón que permite que el pH baje rápidamente y porque al ensilar el contenido en materia seca es elevado. Los ensilados de maíz deben poseer un pH bajo, cercano o por debajo de 4 y los contenidos en nitrógeno amoniacal y en nitrógeno soluble deben ser inferiores al 10% y al 50% del nitrógeno total, respectivamente.

Desde el punto de vista nutritivo el ensilado de maíz es un alimento de un elevado valor energético, bajo valor proteico y bajo contenido en minerales. La calidad de los ensilados de maíz ha mejorado en los últimos años, viéndose ahora ensilados con mayor contenido en almidón y menor en cenizas.

Proceso de ensilaje:

  • Etapa 1: Fermentación aeróbica. Empieza con el picado y almacenado del maíz. Las bacterias aeróbicas utilizan el oxígeno para producir dióxido de carbono, agua y calor. Cuando el forraje se maneja bien, la fase 1 dura menos de seis horas y se reducen las posibles pérdidas nutricionales.
  • Etapa 2: Primera fase de la fermentación anaeróbica. A medida que se va agotando el oxígeno, se inicia un proceso de conservación, en el que las bacterias anaeróbicas descomponen los azúcares de la planta en ácidos orgánicos, de modo que el cultivo se estabiliza para su almacenamiento. El ácido acético es una fuente de energía esencial para los rumiantes y un elemento fundamental para un ensilado correcto. En condiciones ideales, la fase 2 dura entre uno y tres días.
  • Etapa 3: Segunda fase de la fermentación anaeróbica. En la que las bacterias anaeróbicas producen ácido láctico a partir de materia orgánica ensilada, que es muy importante como fuente de energía para los rumiantes. El ácido láctico hace que el pH del ensilado baje aún más y la fermentación continúa por un máximo de 14 días hasta que el pH llega a un valor de 4,0, óptimo para el ensilado de maíz. La composición de ácidos y el pH de esta fase son indicadores tempranos de la calidad del ensilaje del maíz. En el ensilado de alta calidad, el ácido láctico supone un 4-8% de la materia seca.
  • Etapa 4: Estabilidad del ensilado y suministro al ganado. El ensilado necesita reposar y estabilizarse. Esto es esencial, una vez abierto el silo, para minimizar el calentamiento y las pérdidas. Cuando se abre y empieza a suministrarse, el forraje ensilado está expuesto otra vez al oxígeno y los microorganismos comienzan a descomponerlo inmediatamente, de modo que es crítico que se limite el tiempo que está en contacto con el aire para mantener el valor nutricional del forraje ensilado.

El Ensilado de Maíz Caleya adquiere el nombre de “Maíz Extra Oro”, dado su aspecto (amarillo oro), obtenido gracias a un meticuloso proceso selectivo y de seguimiento que nos permite recolectar y envasar el producto en su momento óptimo, junto con la combinación de lactobacillus y bifidobacterias fermentativas exclusivas de Caleya Forrajes.


FUENTES:
http://www.fundacionfedna.org/forrajes/ensilado-de-ma%C3%ADz
https://www.dekalb.es/biblioteca-de-agronomia/manejo-del-cultivo-de-maiz/manejo-del-ensilaje-de-maiz